sábado, 17 de enero de 2009

16. Otra San Antón... y van 14


Ayer volvía participar en la Carrera Internacional Noche de San Antón que se celebra en Jaén y ya van 14.
Para mí es todo un lujo correr esta carrera tan especial, diferente, encantada, mágica, maravillosa... y me quedo sin adjetivos para calificarla. Cada vez que me tengo que enfrentar a su recorrido, ese día transcurre con nerviosismo, no se porqué, pero algo especial me va a deparar durante el recorrido, que siempre guardaré en el disco duro de mi cabeza, en cada una de las catorce carreras, se me ha quedado grabada una imagen, un espectador, una calle, una antorcha, o en el año 1999 cuando me acompañó una atleta muy especial para mí – mi mujer –, siempre ha habido algo especial. Este año no iba a ser menos, por la mañana tomando café estaba leyendo el periódico Jaén, sección de deportes, y por primera vez iban a participar atletas disminuidos físico, concretamente en sillas de ruedas, y me dije, ¡jóder!, - los pobres cuando tenga que subir el paseo de la estación o la cuesta de los Escuderos, no se como se lo van apañar -, porque somos nosotros y no veas lo que se sufre, pero ¡jóder!, volvía a pensar cuando por la tarde, vi con mis propios ojos, como éstos atletas sufrían y sufrían subiendo las famosas cuestas de Jaén por donde pasa la carrera y si perdonáis la expresión, pesé y además se lo dije a todo el que encontraba - ¡qué par de huevos tenéis! -, verlos luchar, haciendo esfuerzo con sus manos haciendo rodar las ruedas de sus sillas, avanzando centímetro a centímetro, mucho pero que mucho mérito el suyo y viéndolos te haces muchas preguntas y te planteas muchas cuestiones que hasta que no ves a este gente no entras en la cuenta de todo lo que tienes y el poquísimo valor que le da uno a las cosas. Por la noche seguía recordando a estos atletas y me decía que tenía que servirnos de ejemplo, de fuerza y constancia ante cualquier problema o adversidad que se tenga, que nunca hay que bajar los brazos, que si se cierra una puerta, seguro que podremos encontrar otra abierta, aunque ésta sea más pequeña, que no hay nada imposible o casi imposible, que haciendo las cosas con empeño y confianza salen hacia delante, esta gente y tantas otras que no conocemos que verdaderamente tienen limitaciones y que día a día luchan por sobrevivir a tantas dificultades que la sociedad les ponemos, va para ellos un fuerte abrazo y unas palabras de aliento y cariño ¡que grandes que sois!.
En la fotografía os he querido enseñar los tres dorsales más importantes para mi y que guardo con todo el cariño del mundo, aunque no lo creáis el hacer este tipo de deporte, el participar en las carreras que he participado, ir a las ciudades que estado, la maravillosa gente que he conocido, los lugares del entorno de Jaén que he recorrido y otras sensaciones que tendría que utilizar varios folios de escritura, me ha hecho madurar, hacerme “mayor” (en relación a mi interior), ver las cosas de otra forma, aunque al leerlo penséis, - este tipo está “volao” -, - el correr es de cobardes - , etc., os digo que no. Pero como os he dicho estos tres dorsales, aunque sean trozos de papel, significan mucho para mí. El 1036 es el primer dorsal que me puse en una camiseta, mi primera carrera, mi primera San Antón, un 16 de Enero de 1996, de 7 km. El dorsal 10435 corresponde al primer y único maratón que he corrido, Madrid un 27 de Abril de 2003, de 42,195 km y por último el dorsal 66, la carrera más dura que he hecho, no obstante su eslogan es “la carrera más dura del mundo”, fue un 01 de agosto de 2004, en la ciudad de Granada, la famosa subida al Pico Veleta, de 52 km. Para mi estas son las tres carreras más importantes para mi que he corrido, las demás, tiene su significado pero no más allá de una carrera más.
Quiero hacer mención a dos personas importantes para mi, una porque fue la que me picó y me dio la “puya” para correr mi primera carrera, mi primer San Antón, mi compañero de trabajo Lorenzo, el tío es hoy por hoy una maquina haciendo kilómetros y como no, no podía faltar mi gran amigo Rafa, juntos hemos corrido trece de las catorce “San Antones” que he corrido, tuve el honor de correr con él la Maratón de Madrid, y aparte de todo esto, he pasado momentos muy buenos "poniendo las calles de Jaén", como decíamos cuando a eso de las seis de la mañana nos poníamos entre bostezos a correr, solo los dos sabemos lo que nos hemos divertido a esas horas donde la gente retoza los últimos momentos de la noche, antes de empezar el trabajo, va por los dos y mi gran amistad y un fuerte abrazo.
Pero, todo estos no hubiera sido posible sin la ayuda y compresión de mi mujer, que siempre me ha apoyado y animado, a ella le debo en parte todos estos años que llevo haciendo una de las cosas que más me gusta “correr”, aunque sea de cobardes.

8 comentarios:

ivan dijo...

Muy bueno.
Creo que seria interesante que crearas unas "crónicas" de las carreras con los mejores momentos que te pasaron.

Anónimo dijo...

Ánimo campeón!que sean muchas más las carreras que puedas disfrutar y que todos los que te queremos lo veamos.
La verdad es que es una carrera que guarda algo especial. Cada vez son más participantes y más la gente que se tira a la calle (a pesar del frio)a arropar a nuestros jienenses valientes, animándoles en las empinadas calles de nuestra ciudad.
Muchas felicidades por concluir muy dignamente una vez más "tu carrera" y por el artículo que has escrito.
Alicia.

ivan dijo...

sera un honor muchas gracias

Miguel-Ángel dijo...

Gracias cuña, con palabras de aliento de estas, desdes luego ponerse unas zapatillas a las seis de la mañana y ponerse a hacer algo de lo "que más me gusta", resulta más fácil. Tambien tengo que comentarte que sí, si es especial esta carrera, no lo digo yo, lo dice todo el que lo corre, haga frio, calor, nieve o llueva, tiene un "algo", maravilloso. Desde luego, animo a toda la gente a que la haga al menos una vez, aunque sea casi andando. Así que ánimo y que la gente que lo lea, o que ya lo ha leido que se anime un mazo y que el año que viene con el dorsal en el pecho, juntos podamos hacerla.Gracias.Un besazo.

María dijo...

Lo más importante es participar, sobre todo para conocer esas experiencias, felicidades por ello y por este bello post.

Saludos.

JAVI DE JAEN dijo...

Pués parece que fué ayer ( me refiero a la primera ) como pasan los años...Enhorabuena por aportarnos tus recuerdos, y por pasártelo tan bien corriendo.
Un abrazo.

Helena dijo...

Hola Miguel, tienes un pedazo de blog, no le falta detalle, y las fotos son una pasada. Ya lo tengo en mis favoritos.

Gracias por visitar mi "proyecto de blog".

Saludos!!!!

Σ=o) Pau dijo...

Hola Migue :) me encanta como disfrutas la carrera y el gusto que le pones creo que te gustará visitar a mi amigo Toupeiro que corre y anda en bici ademas de ser librero :)

Precioso el post y que valiente debes ser al correr con tanto frío brrr :)

Un abrazo ronroneado y muchos besos